Editorial

José C. Paz: la otra cara del debate

Por Lionel Benitez

El Frente de Todos trabaja en un proyecto para avanzar sobre un impuesto que alcance a empresas y personas que haya entrado en el blanqueo de capitales del 2017 en el gobierno de Mauricio Macri.

Es sencillamente un impuesto para aquellos que “defraudaron al Estado Argentino blanqueado dinero no declarado”.

Por ahora será del 1% y servirá para financiar la lucha contra la pandemia del COVID-19.

La idea es legislar lo antes posible el proyecto que seguramente tendrá fuertes operaciones mediáticas y empresariales alrededor. Irá acompañada con un recorte a legisladores que tengan bienes declarados por más de 20 millones.

En José C. Paz la otra cara: cientos de personas haciendo largas colas para pagar los impuestos: luz, gas, teléfono, etc.

Con las únicas monedas que tienen, a regañadientes, quizás, cientos de personas se arriesgaron para pagar sus obligaciones. No fue para cobrar bonos ni el seguro social, fue para abonar lo que utilizan, lo que consumen.

No debe verse como un gesto de generosidad, ni mucho menos, pero deja en evidencia, que, a pesar de la mirada peyorativa de los medios nacionales, que recorrer las calles del distrito cazando colas en bancos, el deporte preferido por estos días, es un paisaje habitual en el conurbano: los pobres hacen largas filas para pagar impuestos con lo poco que tienen en el momento más agobiante que seguro recuerden. Del otro lado, en el debate de ficción que presentan como necesarios los multimedios: los ricos tratando de evitar pagar el impuesto de la fuga de capitales, argumentando que es inconstitucional, van a buscar todas las alternativas para no abonar el 1% a la riqueza que llevaron a los paraísos fiscales. Seguro van a conseguir el apoyo de varios de los que hacen largas colas para cumplir mes a mes con sus obligaciones, no vale extrañarse.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *