miércoles 18 de julio de 2018 - Edición Nº846
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 19 dic 2017

Comienza la era Macri

A partir de ahora ya no hay excusas por la pesada herencia ni palos en la rueda de la oposición. Macri logra consolidar su mimado gradualismo, para comenzar su propia era, con sus propias políticas y sus propios jugadores.


Por:
LIONEL BENITEZ

Mauricio Macri se convirtió en estos dos años en el político que pudo desenredar las estrategias del kirchnerismo para jugar con su la propia, con la mesa de arena que diseña. A partir de ahora está bajo su propia responsabilidad política.

Sin contar con mayoría en la Cámara, y a pesar del triunfo en las elecciones intermedias, Mauricio Macri logró pasar lo que quiso cuando quiso. Con la maratónica sesión en diputados el presidente se anotó la herramienta fundamental para encarar el rostro del verdadero Macri, el Macri que no tiembla a la hora de ajustar al grupo de votantes más nutrido de su espacio. De paso puedo prender la idea estabilizadora y violenta que le endilga al kirchnerismo  y  a Sergio Massa, quien de la noche a la mañana pasó a ser el nuevo enemigo del gobierno macrista.

La idea de que La Cámpora estuvo detrás de los destrozos y la fuerte movilización es darle mucho crédito a un grupo que sin el poder de la caja no es nada. El espacio k que gozó de un gran poder durante el gobierno de Cristina,  no tiene la osadía política de ir al frente de las columnas que sí encabezó la izquierda en el cuerpo a cuerpo. Para decirlo en criollo: La Cámpora es un recuerdo.

Como en el fútbol, el entrenador nuevo debe jugar una temporada con el equipo que confeccionó el colega saliente, para luego  encarar el nuevo torneo con equipo propio. Macri ahora juega con sus jugadores y sus aliados. Ya no hay excusas.

El ajuste a los haberes jubilatorios es el puntapié que le dan cintura y musculatura política a Macri. A pesar de que la gobernabilidad nunca estuvo en riesgo, el triunfo parlamentario que el presidente tuvo, y la posible reforma laboral en puerta, Mauricio se encamina  a un gobierno propio con los medios y la justicia de su lado, con el peronismo diezmado y el clima de ebullición popular.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS