lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº970
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 24 abr 2018

El acting del gobierno sobre las tarifas y el costo político para intendentes y gobernadores

Lejos quedó el estilo corrector del gobierno a la hora de retroceder con decisiones antipopulares de grueso calibre. Las tarifas de servicios públicos desbordaron la agenda política y de opinión pública. El gobierno cambió para no cambiar.


Por:
LIONEL BENITEZ

El gobierno nacional  no cambió de decisiones y si de guardia. Con la ola de tarifazos en los servicios públicos, ensayó varias escenas con varios finales alternativos pero nada descomprime la tensa situación social y la sangría en los bolsillos de las clases más bajas y media de nuestro país.

El fin de semana fueron a fondo con las especulaciones de alto voltaje, y  para eso contaron con las principales tapas de los diarios nacionales, las pantallas y radios alineadas para militar el ajuste de manera vergonzosa. Pero ninguna ayuda fue tan fundamental como la de la eterna legisladora Elisa Carrió, el faro moral que ilumina posverdad a mansalva.

Según Carrió, las facturas son retocadas por un grupo de hackers kirchneristas. Ellos se pasean por la provincia buscando modos alocados para perjudicar al gobierno de Mauricio Macri.

Pero el único negocio que se pierde es el que se abandona. Rápidos de reflejos, con una palanca social que aún les permite este tipo de maniobras, el gobierno ensayó un interesante acting. El Teatro (el Arte) necesita del autor el lector y el espectador para completar la obra; se construye con los pareceres de ambos.

En la puesta en escena del presidente Mauricio Macri en Vaca Muerta, para hablar de energía (de que otra cosa se puede hablar allí), el mandatario argentino nos relató lo escaso que estamos de ella y de los sacrificios que debemos hacer para, en un par de años, gozar de una próspera realidad gracias a las penurias que regala el sacrificio físico que comprende un baño con agua fría o un casa a oscuras.  

Horas más tarde la gobernadora Eugenia Vidal salió a terminar con la escena épica. Anunció la eliminación de los impuestos en las tarifas de gas, agua y electricidad, aproximadamente un 15%. Siembran la candidatura de Vidal para el 2019.

Pero lo que parecía un anuncio sensible del gobierno no lo era tanto. En el decreto la provincia renuncia a los impuestos provinciales en los servicios, y le pide a municipios y provincias, que sigan el ejemplo. Hasta ahí todo bien.

Sucede que en este sensible acto hay varios puntos claves: la jugada política desfinancia a municipios y provincias tirándoles la responsabilidad que le corresponde al gobierno nacional. Tampoco es un sacrificio mayúsculo para la provincia de Buenos Aires, que recibirá 70.000 millones extra para apuntalar la campaña de Mariu.

La ecuación es más que sencilla. El ajuste se disimula cargándolo sobre los distritos que vienen golpeados pero no así en las empresas, el negocio no se toca. Si usted paga 2000 pesos por mes con la ‘’sensible’’ propuesta del gobierno usted pasaría a pagar 1700. Una ganga.

Con la movida, y atendiendo al reclamo de las empresas de energía, el gobierno le quita responsabilidades a la gobernación para arrojarla sobre los intendentes, mantienen las ganancias de las empresas y le traslada el costo político a otros.  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS