lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº970
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 25 abr 2018

La reforma que se viene y no se habla, la reforma Penal, Por Jorge Cancio

El Código Penal Argentino es un conjunto de normas y reglas que dispone el Estado en forma ordenada, de aquellas conductas antijurídicas que tipifiquen delitos, cuyos autores deberían ser juzgadas y sancionados por el Poder Judicial.


Por:
JORGE CANCIO

Una comisión especial ha sido creada para la modificación del actual Código Penal, la cual redacto un proyecto que el gobierno nacional elevará al Congreso, con cambios profundos en lo relativo a lesa humanidad, corrupción, medio ambiente, ciencia, deportes y, entre otros.

Si bien no dudo de la idoneidad y honestidad de los Juristas que integran la citada comisión, la realidad es que políticamente con las últimas reformas de la legislación laboral y previsional, se advierte un claro retroceso en los derechos adquiridos por jubilados y trabajadores. Por esta razón es que debemos prestarle especial atención a esta nueva intentona de reforma.-

Es cierto que se necesita en forma urgente actualizar el Código Penal, redactado en el siglo pasado, y que en muchos casos resulta obsoleto, veo con preocupación que la supervisión de este anteproyecto se encuentre a cargo del ministro de Justicia Germán Garavano y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, quienes básicamente apuntan a elevar las penas y tipificar nuevas conductas como delitos, sin contemplar la realidad social, cultural y económicas de nuestro país.

Debería considerarse previamente que:

– A nivel Nacional solo 1.3 % de los ilícitos obtiene una condena efectiva. El resto se diluye y distribuye en causas con condena condicional, y suspensión del juicio a prueba obligando a los imputados a cumplir trabajos comunitarios.

– En la provincia de Buenos Aires, la capacidad carcelaria es para 28 mil internos, y en realidad aloja 38 mil, generando de este modo condiciones carcelarias inapropiadas tanto para los reclusos que conviven en una situación de total hacinamiento, como el servicio penitenciario que no puede cumplir acabadamente sus funciones.

– Por lo general, en el conurbano faltan centros de contención de jóvenes y alcaldías.-

Es decir se pretende un cambio de ropas pero sin el debido baño anterior, para que el sistema funcione.

Estoy convencido que con elevar las penas y crear más delitos se encuentre solución, si tenemos en cuenta que la legislación vigente no se aplican como corresponde, y el sistema carcelario no funciona como debería.-

El estado debe responder previamente estos interrogantes, para avanzar en la reformar, máxime que se contempla eliminar el beneficio de la condena condicional para los delitos dolosos cometidos con violencia, implicaría un incremento de personas detenidas, sin existir lugares para su alojamiento y comisarias que no están aptas para tener procesados, ya colmadas de detenidos. Aclaro no digo que no corresponda la detención ante estos hechos graves, lo que planteo es que se debe hacer una reforma de todo el sistema e invertir en el mismo para que funcione.

Además me preocupa, que se no se plasme correctamente la participación de las víctimas, por si, por sus representantes o por ONG en caso de víctimas difusas en el nuevo código penal que se viene. Dado que no solo es indemnizar a las mismas, es que participen activamente y consigan JUSTICIA.

Jorge Cancio Abogado Penal Subsecretario de Seguridad de la Municipalidad de Malvinas Argentinas

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS