miércoles 16 de enero de 2019 - Edición Nº1028
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 10 ene 2019

Las dos caras de la política en Malvinas Argentinas

Pocas veces ha pasado lo que sucede en Malvinas Argentinas, que en solo tres años de gestión, se haya barrido de raíz política al poder enquistado durante dos décadas en el municipio. Las dos caras.


Por:
LIONEL BENITEZ

La inauguración de la calle Artigas, plaza El Ombú y la recorrida por escuelas del distrito, dejaron ver a la versión movediza  y cotidiana del intendente Leonardo Nardini.

Desde el inicio de la actual gestión en Malvinas Argentinas el jefe comunal se siguió moviendo como en tiempos de campaña, suelto y con alta rotación en la barriadas del distrito donde la pasada gestión gobernaba a mano de hierro desde los grupos de choque cariglinistas.

La llegada de Nardini, con la promesa de sacarlos del barro, llevar troncales que los conectaran con otros barrios para sacarlos de aislamiento e invertir agresivamente en hidráulicas, que a pesar de no ser una obra taquillera evitaría inundaciones, comenzó a ganar tonicidad política desde su distrito hacia a fuera. No es casualidad que como intendente malvinense, Vicepresidente cuarto del PJ, presidente de la Juventud nacional y presidente de la Junta electoral bonaerense Nardini suene con interés en muchas mesas de debate político a la hora de hablar del futuro del peronismo.

Lo cierto es que el jefe comunal no está de campaña pero sigue haciendo lo que venía haciendo desde su primera incursión electoral: mantener presencia en todos los barrios y resolver, con la agenda de la calle,  los focos de conflicto que dejaron los veinte años de gobierno personalista.

En los últimos años los funcionarios municipales no podía mostrarse en la calle por temor al malestar social. Aquí Cobrero, ex presidente del HCD, interceptado por vecina.

Es cierto que en la gestión cariglinista, que hoy retoma la intención de volver al mando municipal desde el antipopular frente conservador Cambiemos, se realizaron obras propias  y faraónicas. Son obras  de alguien que creyó que viviría para siempre en las instalaciones del palacio municipal y el sorprendente quinto piso, donde se descubrió un imponente “bulín” personalizado. Pero en asfaltos Jesús Cataldo Cariglino dejó más del 50% del municipio con una gran deuda luego de dos décadas.

La inauguración de la calle Artigas mostró, una vez más, a Leonardo Nardini en su ecosistema natural, en la calle con vecinos que consultan, agradecen o reclaman por obras que en la gestión cariglinista no se hicieron. Es el ámbito donde al joven intendente no le incomoda mostrarse de frente, hablando de memoria sobre las obras realizadas y las que están por realizarse en el distrito, conoce al detalle los números, necesidades y avances de la gestión.

Mientras tanto el ex intendente Jesús Cariglino continúa con su cruzada virtual con perfiles truchos, cuentas y  fake news, con la esperanza de retomar la senda del triunfo que supo disfrutar en otros tiempos, cuando su injerencia traspasaba la localidad y controlaba parte de la política vecina. La actualidad es bien distinta para el ex barón, implicado en casos de corrupción y violencia debe buscar amparo en Cambiemos mientras intenta una probada del éxito  de antaño que lo llevara a pensar en una hipotética candidatura a la gobernación.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS