miércoles 23 de octubre de 2019 - Edición Nº1308
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 4 oct 2019

POLITICA

¿Qué tiene Cambiemos en la cabeza?

Un hilo de críticas y discriminación positiva ganó el discurso de Cambiemos que se prepara para sobrevivir fuera del poder, afilando el discurso más reaccionario para fidelizar a los convencidos.


Por:
Lionel Benitez

No es casualidad que Cambiemos, al final del camino,  aplique la receta cristinista de “convencer a los convencidos” para mantener la base electoral activa. Tampoco es casualidad la catarata de promesas presidencial y el intento, al menos en el discurso, de desactivar todo lo andado para retomar el discurso de nobel fuerza con promesas de un equipo que todavía no estuvo en el poder.

Tampoco es casualidad que fuercen las contradicciones del propio peronismo ni lleven a la alta rotación a los eternos dirigentes como Elisa Carrió, Miguel Ángel Pichetto y Toty Flores con ideas incendiarias repleta de discriminación positiva, algo que cotiza en bolsa por estos tiempos. Todo lo que vaya asociado a la lucha salarial, a las mejoras de trabajo y al pataleo de los que quedan fuera del sistema forman parte del discurso repelente del gobierno nacional, que se prepara para su salida el 10 de diciembre. Se va haciendo daño, todo el daño posible.

“A los pobres hay que matarlos, hay que volarlos en pedazos”, se animaron a asumir no sin la aprobación por parte del periodismo, que, como alguien que descubre la pólvora, celebran que alguien “diga lo que todos piensan pero nadie se anima a decir”.

Cambiemos sabe que entrega el poder, lo hace de mala gana y no busca convencer sino fidelizar a su propia tropa, muchos de ellos envenenados por la desigualdad que significa que el Estado se ocupe de los que están en Pampa y la Vía y no de los que se levantan todos los días a laburar. No busca ganar las calles ni darla vuelta, quiere radicalizar a los suyos, a los que lo siguen “sin la necesidad de argumentos”, al estilo de la fe más clerical. Quiere dejar un panorama de tenciones más profundas que “la Republica” y más cercano a la repulsión por los que no tienen la misma realidad que el 30% que le ronronea al espacio macrista.

LIONEL BENITEZ

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS