martes 19 de noviembre de 2019 - Edición Nº1335
El Primero Noticias - Actualidad » Noticias » 1 nov 2019

El rol de José C. Paz en las elecciones: Triunfo del Frente de Todos, Mario Ishii y los números de la oposición

Mario Ishii fue elegido Intendente paceño por quinta vez en la historia con un nuevo triunfo contundente sobre sus opositores. Sin embargo, el corte de boleta al interior del Frente de Todos y los votos en blanco ponen en terreno de análisis que una porción de votantes resisten al gobierno municipal actual por la mayor cantidad de votos que recibieron Alberto Fernández y Axel Kicillof. Conocé la radiografía más completa de las Elecciones 2019 en José C. Paz.


Por Alejo Dardo

Con el ya conocido triunfo a nivel nacional de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández por el Frente de Todos y la victoria a escala provincial de Axel Kicillof-Verónica Magario por el mismo espacio, en el plano local, Mario Ishii ganó por segunda vez consecutiva y por quinta vez en la historia del distrito la Intendencia en las elecciones con el 59,91% de los votos afirmativos. A su vez, el segundo puesto fue para Ezequiel Pazos (Juntos por el Cambio) que, con el 27,73%, se reafirmó como el principal opositor en el partido. Andrea Núñez (Consenso Federal), Sandra Becerra (FIT) y Diego Bosch (NOS) quedaron lejos con el 5,61%, 4,46% y 2,27%, respectivamente.
 
Si bien la diferencia de los afirmativos marca el apoyo de casi tres quintos de los votantes para el Frente de Todos en José C. Paz, resulta pertinente analizar los datos hacia el interior del mismo espacio para entender qué pasó en José C. Paz. El corte de boleta entre Alberto Fernández, Axel Kicillof y Mario Ishii a nivel local propuso cierta resistencia que el peronismo paceño deberá tener en cuenta para el futuro. Mientras que el Presidente electo logró 111100 votos y el Gobernador sumó 109656, el jefe municipal obtuvo 92170, es decir 18930 votos menos que Alberto Fernández. Esta distancia entre los candidatos del Frente de Todos representa el 12,30% de los afirmativos. Aunque el triunfo haya sido elocuente para la boleta completa, más de uno de cada diez que los votaron cortaron la sección del Intendente.
 
Este dato llamativo sobre el corte de boleta es posible interpretarlo de tres maneras: a) la resistencia al peronismo local, b) la búsqueda de un cambio de fuerza política en el distrito y/o c) la falta de aceptación a los candidatos. Así como el actual Intendente consiguió menos votos que el flamante Presidente, en Juntos por el Cambio, la situación se invirtió: mientras que Mauricio Macri y María Vidal obtuvieron 36027 y 38487 votos, respectivamente, Ezequiel Pazos logró mayor cantidad con un total 42664, o sea 6637 más que el actual Presidente. En su segunda presentación para ocupar el cargo, Ezequiel Pazos se posicionó como principal contrincante del Partido Justicialista en la ciudad paceña.
 
Ahora bien, de los 18930 votos que se fugaron entre Alberto Fernández y Mario Ishii, Ezequiel Pazos solamente se quedó con el 35,06%. Se puede pensar que las restantes tres posturas políticas (no había candidato a Intendente por el lado de José Espert) pudieron absorver votantes para abrir la discusión. Sin embargo, Roberto Lavagna-Andrea Núñez (9126-8631), Nicolás Del Caño-Sandra Becerra (4913-6870) y Juan Gómez Centurión-Diego Bosch (3464-3504) no capitalizaron el grueso de los 12000 votos vacantes. De todos modos, cabe destacar la elección de Sandra Becerra del Frente de Izquierda de los Trabajadores a nivel local que consiguió 1957 electores más que el candidato a Presidente por su lista.
 
Cuando uno deja de mirar por un momento los resultados de los candidatos y profundiza en las cuestiones técnicas de los números, se puede advertir el dato clave que influyó en la planteada diferencia entre el oficialismo paceño y el flamante nacional en el análisis distrital. La comparación de votos afirmativos y votos en blanco es la clave para comprender la otra parte del resultado. Así como el 97,5% de afirmativos y el 1,62% (2774) de blancos le correspondieron a la elección presidencial en José C. Paz, el 88,57% de afirmativos y el 10,58% (18390) de blancos le pertenecieron a los sufragios municipales. En términos absolutos, entre el triunfo de Alberto Fernández y el de Mario Ishii hubo 15616 votos en blanco de diferencia (que nunca se contabilizan para los porcentajes finales de los candidatos sobre el total de electores computados).
 
De hecho, si se reformula el cálculo incluyendo los porcentajes de votos en blanco, aparecen dos cuestiones: a) la brecha entre Mario Ishii y Ezequiel Pazos se acorta, y b) los votos a Intendente vacíos son prácticamente en igual número que la suma de los últimos tres candidatos. En resumen: Mario Ishii 53,06%, Ezequiel Pazos 24,56%, en blanco 10,58%, Andrea Núñez 4,96%, Sandra Becerra 3,95%, Diego Bosch 2,01% y el resto fueron nulos, recurridos, impugnados y comando (sobre el total del 96,25% de las mesas escrutadas con los datos proporcionados por la web oficial de resultados y con un 78,71% de participación en José C. Paz).
 
La victoria de Mario Ishii y su lista de concejales es inobjetable tras superar más del 50% de los votos para ser reelecto por quinta vez como mandatario de la ciudad paceña y, además, por proporcionar una importante base de votantes para el triunfo de Alberto Fernández y Axel Kicillof. De esta manera, Frente de Todos quedó alineado en Nación, Buenos Aires y José C. Paz. Pero, desde la óptica de este informe, la diferencia de votos del Intendente con el nuevo Presidente deberá ser tenido en cuenta a modo de advertencia por las autoridades municipales para su construcción política y la permanencia a mediano plazo en el cargo. Las próximas tareas en el plano del discurso para los referentes locales del Frente de Todos serán analizar las explicaciones que pudieron encontrar durante la campaña sobre estos números e investigar los fundamentos de la diferencia de votos entre los vecinos.
 
En relación con los resultados de todo el país, José C. Paz le aportó 111100 (0,89% del total) votos a Alberto Fernández, 36027 (0,34%) a Mauricio Macri, 9126 (0,57%) a Roberto Lavagna, 4913 (0,87%) a Nicolás Del Caño, 3464 (0,79%) a Juan Gómez Centurión y 1956 (0,51%) a José Espert. Los porcentajes marcan cuánto le aportaron a cada uno de los candidatos presidenciales sobre los votos afirmativos que recibieron y Alberto Fernández fue el ganador en términos absolutos, porcentuales y relativos. De los electores computados, el 0,62% de Argentina fueron paceños.
 
Sobre los comicios de la provincia de Buenos Aires, José C. Paz distribuyó 109656 (2,18%) votos a Axel Kicillof, 38487 (1,04%) a María Vidal, 8075 (2,98%) a Cristian Castillo, 7981 (1,62%) a Eduardo Bucca y 3365 (2,50%) a Gustavo Álvarez. Si bien los porcentajes explican cuánto le dieron los votantes paceños a cada uno de los candidatos a gobernadores, el punto interesante está en el posicionamiento paceño respecto a otros distritos en hacer la diferencia para que el Frente de Todos ganara la elección provincial y Juntos por el Cambio tuviera que buscar otras regiones para quedar en segundo plano. De los electores computados, el 1,63% de Buenos Aires fueron paceños.
 
Para realizar un análisis sobre los circuitos electorales, en primer lugar, es preciso delimitar cada uno de los tres que componen el territorio paceño. El circuito uno está enmarcado entre Ruta 8, calle Intendente Arricau (ex Rivadavia), vías del Ferrocarril General San Martín y el Arroyo Pinazo. El circuito dos corresponde al sector de Avenida Derqui, el Arroyo Pinazo, las vías del Ferrocarril General San Martín y Avenida Hipólito Yrigoyen (ex Ruta 197). El circuito tres representa a las vías del Ferrocarril General San Martín, calle Intendente Arricau y sus consecuentes de la división con San Miguel, Avenida Derqui y Avenida Hipólito Yrigoyen.
 
A partir de la anterior aclaración, el Frente de Todos sacó la mayor ventaja en el segundo circuito en términos absolutos y porcentuales tanto en las elecciones de Intendente (obtuvo el 66,72% de los afirmativos), Gobernador (logró el 73,23%) y Presidente (llegó al 73,20%). La diferencia de esta zona con el primer y el tercer circuito se distancian por diez puntos porcentuales aproximadamente, marcando una distancia no menor para los enfoques de la territorialidad política. En el primero, utilizando los rangos de Intendente y Presidente, el Frente de Todos cosechó el 56,60% y el 62,25%, respectivamente. Por el lado del tercero, el mismo espacio consiguió el 55,48% y el 63,82%.
 
A su vez, el primer y tercer circuito acentuaron la menor distancia entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio: 56,60% y 55,48% fueron los porcentajes para el peronismo, mientras que 30,71% y 30,92% fueron las referencias para el macrismo en la Intendencia de José C. Paz (para el cargo de Presidente, el Frente mejoró con 62,25% y 63,82% contra 25,44% y 23,75%). Nuevamente, en estos dos circuitos es posible apreciar el corte de boleta entre Alberto Fernández y Mario Ishii. La diferencia de porcentaje va desde el 5,65% al 8,44% de los votos por sección entre el exponente nacional y el referente municipal.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS