miércoles 18 de julio de 2018 - Edición Nº846
El Primero Noticias - Actualidad » Editorial » 13 abr 2015

Extrañas prioridades de Carlos Urquiaga (Por Lionel Benítez)


La apertura de sesiones del HCD en la escuela municipal, hoy un apéndice de una unidad básica, fue el escenario del anunció del intendente Carlos Urquiaga que aseguró que irá en busca nuevamente por la intendencia. No lo hizo explícitamente, invitó a competir en una interna. Eso después de dejar varios mensajes envueltos en significantes directos a la capa del oficialismo local, eso provocó movimientos de las placas políticas. A solo cinco meses de lo que puede ser una debacle oficialista en José C. Paz, Urquiaga sigue prendido en la idea, poco orgánica, de presentarse a como dé lugar en las PASO. En otro panorama sería saludable  que el Frente para la Victoria doméstico agrupara varias alternativas, pero con la realidad lejana a la que le trasmiten los asesores de imagen al intendente paceño, el distrito se bate entre el naufragio  electoral y la extraña manera que tiene el mandatario municipal de seleccionar las prioridades distritales. Estos meses se lo ha visto en infinidad de encuentros del kirchnerismo ortodoxo. Hasta llegó a ir en una comitiva junto a la presidente Cristina Fernández al sur Argentino. Este pululeo territorial despertó críticas furiosas, pero no está mal, debe sumar kilometrajes kirchenerista a su curriculum engrosando su diatriba setentista. Es una virtud que ostenta el intendente, es un hábil orador  y elegante exponente, hay que decirlo. En estos últimos días, Urquiaga ha decidido darle una vuelta de tuerca a su posición política: se muestra como el kirchenerismo de paladar negro y se aferra a una campaña interdistrital poco usual para el estado político de su espacio.  Sumó con fuerza las presentaciones fuera del distrito mientras el clima se enrarece en el pago que condujo durante cuatro años. Da la impresión que espera o confía en un arrastre lectoral que lo beneficie. En la apertura de sesiones prometió, aunque aclaró que no era campaña, que concretará 500 cuadras de asfaltos, sumado a los 30.000 paceños que contarán con cloacas y la concentración del fuego de batalla en las mateadas itinerantes, una promesa un tanto raquítica si entendemos que las elecciones acortan las jornadas: lo que no se hizo en cuatro años no se hará en cinco meses. Un dirigente de fuste dijo en su momento que, un verdadero político se anticipa a la jugada y ve más allá de lo que no ven otros, prioriza la construcción y no su propios deseos, entendiendo que estos deseos no son correspondidos por las masas. Urquiaga ha entrado en una suerte de obsesión y su pulsión se vuelca sobre su cargo, sobre el poder que este le da pero hace tiempo no le es correspondida, pese a que al oficialismo no le guste lo que aquí se dice, el jefe comunal está a días de tomar una decisión importante: privilegiar la estructura y asegurar el territorio o jugarse la carta y  quedarse sin la herramienta de negociación que comprende un distrito. No es casual que desde el massismo, teórico ganador,  sus intendentes se refugien en sus comunas, es una realidad que solo ve un político avezado. Hasta el propio intendente de San Miguel, Joaquín  De la Torre, que cuenta con un colchón de votos que lo hacen imbatible hoy, no descarta que, si Massa y los intendentes se lo piden, vuelva a presentarse; nadie la tiene atada y en José C. Paz menos. En 2013 un grupo de candidatos que no se conocían en la escena política, descontando al camaleónico Gastón Ortega, gracias al arrastre mediático de Sergio Massa,   le minaron el recinto legislativo al oficialismo. El parte médico del distrito es preocupante: asfaltos destrozados, arterias principales devenidas en pastizales, alumbrado público inexistente. Carlos Urquiaga adolece de un filtro, un filtro que no puede darle una empresa de imagen, la oposición le camina las calles y barrios donde el Estado no llega o no ha querido llegar, hay una especie de modorra en la gestión que se anima más con las presencia interdistrital del intendente, algo incomprensible para un dirigente a quien los números se le han achicado más,  y la realidad es una sola. Algo que aprovecha la oposición es la falta de ‘‘calle’’ que tiene el intendente. Las mateadas comunales fueron aplaudidas por Urquiaga como el celestino de los encuentros entre vecinos que, hasta que no escucharon música en la plaza de su barrio, no habían salido. Esto demuestra un error de percepción atroz: creer que la necesidad pasa por la mateada placera es obra de la empresa de imagen que le diseña hasta los afiches, afiches que parecen diseñados por el enemigo. Publicar que en 2014 se instalaron 38 cámaras en un distrito que maneja una agenda diferente es algo que perjudica sobremanera al gobierno actual. Mientras los reclamos transitan por la falta de luminaria, de asfaltos, de agua potable y de extremada contaminación, Urquiaga reparte su juego en presentaciones lejanas y declaraciones nacionales. La última genialidad de los sectores de publicidad municipal fue la publicación de una nota donde el intendente Carlos Urquiaga castiga a Mauricio Macri y Horacio Larreta. Es la muestra cabal de  la extraña manera de seleccionar los menesteres: hacer lo que cree que está bien y no lo que debe en las barriadas, hasta se contradice a su discurso en las apertura de sesiones cuando se refirió al dólar: ‘‘cerámica  Alberdi no quiere dólares, quiere pesos’’. ¿Cuál es el mensaje? Que la gente del distrito tiene preocupaciones del llano y no macros, sumado al mensaje para su propia interna. Entonces, ¿quién es destinatario de las críticas a Macri y Larreta, qué hace inmiscuyéndose en internas de otro espacio, de otra línea y hasta de otra pelea que no es la que debería dar? Puede leerse como un mensaje para mostrarse como kirchnerista de pura cepa, de otra manera no se entiende, un intendente que opina sobre tierras lejanas cuando en su pago la derrota electoral golpea a su puerta. Un método estratégico que le apunta al cura y le pega al campanario. LIONEL BENITEZ    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS