ConurbanoMunicipios

Condenaron a cadena perpetua al asesino de Sheila Ayala

Dentro de una bolsa de plástico, tapada con un colchón y entre medio de una pared y una medianera. Así encontró la policía, después de cuatro días de búsqueda, el cuerpo de Sheila Ayala a mediados de octubre de 2018 en el barrio Trujui de San Miguel. En un giro sorpresivo, parte de la familia que hasta ese momento había buscado con desesperación a la nena de 10 años terminó tras las rejas.

Sheila fue que encontrada adentro de una bolsa y tapada por un colchón, en un sector entre dos paredones donde los vecinos acostumbraban a tirar basura. Había sido ahorcada con una sábana. Además, presentaba fractura de costillas y heridas defensivas al querer defenderse de su atacante frente a un salvaje ataque sexual.

Por el crimen su tío Fabián González Rojas fue detenidos por el “homicidio doblemente agravado”. Cuatro años después la justicia falló y condenó a cadena perpetua a la bestia de Trujui.

 

 

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro