ConurbanoMunicipios

Jaime logra torcer a un grupo de trabajadores de la salud y obliga a negociar a los «rebeldes»

El intendente de San Miguel logró lo que hasta hace poco parecía impensado, penetrar en el medio del conflicto que mantienen con  los trabajadores del Hospital Larcade de San Miguel y dividir a los profesionales en negociaciones individuales. Son más de tres meses de duros conflictos en el nosocomio sanmiguelino que administra el municipio.

Luego de negociar con ambulancieros, sumar a los dos sindicatos representantes de los municipales y hacer despidos de los principales referentes que encabezaban los pedidos por mejoras edilicias, sanitarias y salariales, la gestión Méndez logra torcer a un grupo de trabajadores de la salud, que, tras un encuentro con el alcalde, difundieron un comunicado asegurando que “no se sienten representados por los Trabajadores Unidos del Hospital Larcade”.

Fueron meses duros de combate sin descanso y el gobierno municipal se anota un triunfo momentáneo sobre una conflictividad que parecía no tener desenlace o negociación, Jaime buscaba romper las protestas de raíz. Hubo un trabajo interno para operar a “los revoltosos” con temas personales.

Ahora el grupo más cercano a CICOP habla de “estar dispuestos al diálogo para destrabar los reclamos”. El oficialismo olfateó sangre y va por todo, el gesto más el elocuente se dio con la convocatoria de empleo para profesionales sanitarios por medio de la Secretaria de Salud.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro