MAS NOTICIASPolítica

Un llamado de atención para el gobierno y Juntos

Por Lionel Benitez

Hasta ahora el gobierno de Alberto Fernández y la oposición han vivido en la necesidad mutua de descalificarse personalmente, la campaña estuvo llena de adrenalina, pero sin definiciones más que las que se vienen observando, que siguen el sendero de aterrorizar a la sociedad desde la invalidación del oponente, leyendo que a gran parte de las audiencias hoy solo quieren escuchar aquello que valide sus sospechas, ya no importa la verdad sino todo lo que destruya al contrincante.

Desde el vamos el gobierno se paró en la tibieza, en nombrar sin decir, sin ahondar ni dar nombres ni apellidos. La deuda con el FMI es lo que va a marcar el pulso de la Argentina por varios años y el presidente no ha dicho ni una sola vez que fue tomada por Mauricio Macri, empecinado por ser amigo de los que no quieren ser amigos. No hay diferencias de la última etapa de la era Macri con los primeros años de la gestión Fernández.

En esta elección no solo hubo números para analizar, la remontada en la provincia de Buenos Aires, el rol de los intendentes que otra vez mostraron que los votos están en el territorio; la presencia de la primera sección como estratega de la alta rotación en el gobierno provincial y la necesidad de que los alcaldes tomen las riendas de las estrategias en la mesa de arena electoral. Hubo aviso para Alberto y correctivo para cambiemos.

Más allá del triunfo de las estrategias de los intendentes, quienes peinaron el conurbano para conseguir los votos con extenuantes campañas, el voto de advertencia al gobierno es claro, lo económico es fundamental y no admite dilaciones ni esperas, la inflación sigue perforando los bolsillos con informalidad y pobreza a niveles escandalosos.  La pandemia puso en asfixia al gobierno de Fernández, pero las decisiones siguen siendo con timidez con un ojo puesto en los berrinches opositores. Si la gente no accede a la comida va a ir a buscarla.

El pataleo de Juntos es claro, el reto de los principales medios satélites de la campaña macrista así lo dejaron ver en las últimas horas, el propio Viale dijo sin vueltas: “llenamos las pantallas hablando del crimen del quiosquero y pierden la elección en La Matanza”, renegó.

La remontada del Frente de Todos mostró que la efectividad en los resultados no solo está en la unidad del peronismo, el ordenamiento de la economía, la seguridad y la previsibilidad en la vida de los trabajadores debe ser el catecismo que persiga. Los resultados lejos de ser una gesta electoral ponen en relieve que el peronismo sabe que hacer para que la gente esté bien y lo vote ¿es necesario perder para darse cuenta?

Mientras el peronismo debate con la oposición quien reconoce el triunfo y quien se declara derrotado, en la calle la vida sigue y las penurias son las mismas. El crecimiento del espacio libertario y la tracción de la izquierda en los Concejos y legislaturas no es casual, son avisos al gobierno para que se encamine y marque su agenda, su plan. Para la oposición, para que no grite los goles antes, para que resuelva sus egos internos y no crea que el voto solo es castigo a la gestión actual, la gente tampoco olvida su paso por el Estado nacional donde ha dejado la ruina económica. En Cambiemos también deberían volver mejores.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by WP-CopyRightPro